Historia

Escudos y banderas de Guayaquil.

Adjunto el escrito de “Escudos y Banderas de Guayaquil”, escrito por mi abuelo Gabriel Pino Roca, erudito e historiador que además hablaba y escribía correctamente 8 idiomas, entre otros japonés, alemán, francés

Escritor e Historiador; Tradicionista; Jefe Político de Guayaquil y Consejero provincial; Periodista y fundador de la revista “La ilustración”; Socio Correspondiente de la Academia Nacional de la Historia de Colombia; Socio de American Academy of Political and Social Siemce de Filadelfia; Diputado Suplente por la Provincia del Guayas; Transcriptor Oficial de las Antiguas Actas del Cabildo; Socio Correspondiente de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos.

Escribió además de Leyendas; Tradiciones y Paginas de la Historia de Guayaquil, Fundamentos de la Historia del Ecuador, y muchas obras muy bien documentadas.

José Gabriel Pino y Roca nació en Guayaquil en 1875 y murió en 1931 en la misma ciudad. Estudió el bachillerato en la Prusia bismarkiana de fines de siglo XIX. De regreso al país antes de que comience el siglo XX se encontró con una realidad que contrastaba con el Hamburgo allende los mares y con su vocación intelectual que le permitía leer, escribir y hablar a la perfección alemán, español, inglés, francés, latín, griego y japonés. Se casó en Guayaquil con Dolores Ycaza Bustamante, hermana del Dr Francisco Ycaza Bustamante. “Leyendas, Tradiciones y Pagina de Historia de Guayaquil” es apenas una muestra del legado que dejó para Guayaquil y para el Ecuador, este intelectual estudioso y probo caballero guayaquileño.

Hijo de Demetrio Pino Reynel, colombiano, y de Rafaela Roca Molestina, guayaquileña. Recibió enseñanza primaria en el San Vicente del Guayas, la secundaria la realizó en el plantel Realschule, de Hamburgo, hasta graduarse de bachiller en septiembre de 1894. Intercambio inquietudes con personalidades de la talla de los doctores Germán Lince y Antonio Falconí, y de los hermanos periodistas y escritores Joaquin y Emilio Gallegos del Campo.

Prendido en él todo deseo de investigación de aspectos históricos vinculados con la ciudad y aun con la nación, entregóse a la minuciosa revisión de los documentos existentes en los archivos municipales de Guayaquil y en otras dependencias con testimonios coloniales, logrando entonces rescatar, traducir y poner en orden una infinidad de apuntes, papeles, actas, etcétera. Un indiscutible y aleccionador y prototipo de la titánica actividad que lo identificó por décadas, es la trascripción paleográfica de las Actas del Cabildo de Guayaquil (1634-1830), a expreso pedido de la Municipalidad del cantón en 1919, labor que la efectuó con admirable paciencia y seguridad pese a numerosas dificultades.

Periodista, Funcionario Público, dejó a su posteridad gran herencia bibliográfica. (tomado de El Universo de 1997 por German Arteta)

Jorge Pérez Concha, escribió de J Gabriel Pino Roca, como el erudito intelectual académico historiador guayaquileño y ecuatoriano, probo, apegado a la verdadera historia.

Guayaquileño autentico. Tuvo la fortuna de recibir gran parte del archivo personal de José Joaquin de Olmedo, que le sirvió para su obra de raigambre, también auténticamente guayaquileña. Tuvo especial preocupación porque en los programas educacionales, se incorporara el estudio de Moral y Cívica como materia indispensable para la juventud. Su estilo era personal, sencillo, ágil y sobre todo ameno.










0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *