Historia

Olmedo, Guayaquil y su Aurora Gloriosa – Parte II

El Acta del Cabildo da fe que se nombró como Jefe Político al señor doctor José Joaquín de Olmedo, por voluntad del pueblo y de las tropas, y que Olmedo prestó “el juramento de ser independiente, fiel a su Patria, defenderla y coadyuvar con todo ello que encierre a su prosperidad”. Este juramento lo cumplió mientras duró el mando, haciendo frente con denodada entereza al mismo Bolívar. Pero el problema más arduo y que más sinsabores le iba a causar, era la presión de la anexión de Guayaquil, por Bolívar y San Martín, a una de las dos grandes nacionalidades que le rodeaban. ¿República Independiente?, ¿República Equinoccial con Quito?, ¿anexión al Perú o anexión a Colombia? Olmedo, siempre fiel a su juramento, prefirió mantener la independencia de Guayaquil, y jamás se inclinó hacia ninguna fuerza, ora colombiana, ora peruana.

A raíz del 9 de Octubre de 1820, Olmedo en su calidad de Jefe Político, tuvo el buen acuerdo de enviar delegados de Guayaquil Independiente, a informar de su nuevo estado a los Jefes de los dos países vecinos, en ciernes. El mismo 9 de Octubre, el Cabildo guayaquileño envía dos oficios del mismo tenor a los Municipios de Cuenca y Quito; Oficios prudentes, sagaces y bien meditados, puesto que estaban dirigidos a los cabildantes de dos ciudades aún bajo dominio español, invitándoles a unir esfuerzos, lógicamente, en base a entendimientos previos para que “uniformando nuestros sentimientos, cooperemos al bien general de América y, en particular, de nuestra Provincia, y para que una vez que la naturaleza las ha unido físicamente, estrechen más y más estos lazos, de libertad, fraternidad, y el sagrado amor a la Patria“.

El primer paso del pueblo iluminado por la aurora gloriosa, fue nombrar al doctor Olmedo, Jefe del Gobierno Civil de la Provincia, encomendando las funciones militares a una Junta que presidia el teniente coronel Gregorio Escobedo, oriundo del Cuzco. Guayaquil Provincia Independiente izo su propia bandera, el 9 de Octubre de 1820, como lo señala Villamil en su propia reseña histórica. La bandera nacional de la nueva República de Guayaquil Independiente, se componía de cinco franjas horizontales: tres azul-celeste y dos blancas, colores eternos e infinitos, que representan valores y principios inmortales: Libertad, Lealtad y Generosidad, en la central campeaban tres estrellas, en representación de Guayaquil (Guayas, Los Ríos y Sta. Elena), Portoviejo (Manabí), y Machala (El Oro) (Aurelio Espinoza Polit)

Esta bandera de Guayaquil que sustituyó a la española en la misma mañana del 9 de Octubre de 1820, es la primera BANDERA NACIONAL, de nuestra Patria, es la bandera eterna e insustituible, que flameó en la Goleta Alcance, al mando de Villamil, quien navego para dar la buena nueva de que la Provincia de Guayaquil ya era independiente W. Loor, Gohuier Rodas S.J, Monseñor Heredia S J, Remigio Crespo Toral, Gabriel Pino Roca, y Camilo Destruge, respaldan el aserto. Esta bandera ondeó en toda la campaña de Guayaquil, desde el 9 de Octubre de 1820 al 24 de Mayo de 1822 y, fue izada en las faldas del Pichincha por el Batallón Yaguachi compuesto en su mayoría por guayaquileños de la Provincia de aquel entonces.

El 10 de octubre de 1820, Olmedo convoca para el 8 del mes siguiente, al Colegio Electoral concurren a Guayaquil 57 representantes de los 4 puntos cardinales de la Provincia de Guayaquil que legitiman su independencia y libertad; y éste, el 11 del mes de noviembre dicta el Reglamento Provisorio, Estatuto Juridico o Constitución de la Provincia Libre de Guayaquil. Como queda expuesto, para entonces la Provincia estaba constituida por una parte reducida de la actual provincia de Esmeraldas, además de Manabí, Guayas, Santa Elena, Los Ríos, El Oro, y parte del Azuay, hasta Tumbes inclusive, pues en esa época no pertenecía al Perú. En total, tomando los datos que trae Teodoro Wolf en su geografía, la superficie de Guayaquil, del tiempo de los libertadores excedía los 53.727 kilómetros cuadrados, es decir, era más grande que Suiza que solo tiene 41.324 kilómetros.

Con toda razón, reza el lema “EN 1780 NACIO EN GUAYAQUIL, JOSE JOAQUIN DE OLMEDO, GLORIA DEL ECUADOR Y ORGULLO DE LA AMERICA, FUE EL PADRE DE LA PATRIA, EL IDOLO DEL PUEBLO; POSEYO TODOS LOS TALENTOS, PRACTICO TODAS LAS VIRTUDES”.

2 Comentarios

  1. Avatar
    carlos aguirre m

    Esta historia que acaba de narrar se fundamenta en hechos históricos documentados y nó en mitos de supuestas «independencias que seguían bajo el yugo español».Y ése engaño lo repiten todos los años.Esa sí «una independencia a la carta».

  2. Avatar
    Juan Francisco Morales Suárez

    Tercer equívoco: «..Este glorioso evento no constituye simplemente solo una fecha más de las tantas que registra el calendario histórico, dentro de las campañas independentistas en Hispanoamérica; es la fecha más grande para recordar, porque a más de ser la fecha de la Independencia de Guayaquil, y luego de su Provincia, se convierte en inspiración, imitación, punto de partida, génesis, origen para las independencias tanto de Ecuador, de Colombia, como de Perú…»

    ¡¡¡El 9 de octubre es la génesis de la Independencia de COLOMBIA!! Esta afirmación causa asombro.Hace rato se había proclamado la Independencia de Colombia, el 20 de julio de 1810, DIEZ AÑOS ANTES y se habían librado centenares de batallas por la Libertad, mientras Guayaquil permanecía callada, a la expectativa del triunfo de uno de los bandos. La batalla de Boyacá de 7-08-1819, precisamente, sella la independencia de Colombia y obliga a Guayaquil a alinearse con el bando independentista del que había renegado mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *