Comentario

Eugenia Cordovez Pontón

La conocí como esposa que fuera del Presidente León Febres Cordero-
Primera Dama de la Nación de 1984-1988-Esto de “Primera dama” no le
gustaba-¿Por qué darme puesto de primera?-decía-hasta que me digan
mujer del Presidente y ¡basta!

Y no era pose, así era de sencilla y amplia; pero de un temple de carácter
singular, que hizo de su accionar como-primera dama- logros trascendentes
a favor del Niño y la familia del Ecuador: con planes y programas, en los que
ponía toda su vida, entregándose a su tarea, no solo en ideas sino, sobre
todo, en ejecutorias.

Marcia Gilbert de Babra, lo certificó el día de sus exequias, quien compartió
con ella, en todos esos planes y programas del INNFA con alcances nunca
vistos, antes ni después de ese período.

Yo la conocí en el bregar político nacional e internacional. Parte de los
electores de Febres Cordero, se debió a esta carismática mujer, que igual
departía momentos y problemas con gente urbana o suburbana.

Se interesaba por conocer a la gente por su nombre y sus problemas.
Increíble oírla hablar con “la Petita” como igual con “la señora tal”. Cuando
esposa del Presidente, no asistía a fiestas de los grandes salones… -No tengo
tiempo-decía y era verdad, trabajaba con horario de oficina y más allá, hasta
la noche…

En las lides internacionales, sentía orgullo y satisfacción de hacer lucir a “las
mujeres que tiene el País”

Tuve el honor de representarla en la Conferencia Internacional de la
Mujer de Nairobi; era para las esposas de los presidentes del mundo-
Represéntame-me dijo y “sin séquito como yo lo haría, solo un Secretario
diplomático que se te unirá en Paris…”

En 1986, estuvimos en Israel, invitadas por ese gobierno: ella como Primera
dama de la República del Ecuador-así la anunciaban en todos los actos
públicos y yo como internacionalista; justo fue donde más aprecié su
alcance político-diplomático, lo que fue muy comentado por la prensa. En
todo momento interesada por el desarrollo social y político de esa nación
y su afán de establecer relaciones con la nuestra, tanto en los aspectos:
educacionales, culturales, programas infantiles, desarrollo socio-político
de la mujer, etc. Se ganó la admiración y simpatía no solo de las esferas
gubernamentales de Israel, sino de todas las personas con quienes departió;
su actitud fue comentada por su “espontaneidad, simpatía y belleza….”

Sobre su temple vale mencionar, cuando defendió enérgicamente el derecho
presidencial de León Febres Cordero, durante el “taurazo”-aquella noche en
que el Congreso quería señalar el puesto presidencial en acefalia…

De su actitud valiente, en las lides políticas me permito transcribir
fragmentos de la “Crónica de una tropello” (de mi autoría) “publicada en
el diario “El Universo” en 1989, luego de terminada la Presidencia de Febres
Cordero.

“…Llevábamos casi una hora en este arremeter hacia adelante y de correr a
guarecernos, teníamos que esperar al ex presidente León Febres Cordero y a
su esposa para unirnos a ellos…”

“…Luego de la peor arremetida en 9 de octubre y Chile… alcanzamos a ver
a Eugenia, venía vestida de negro encabezando un grupo de hombres, le
habían lanzado bombas lacrimógenas y de la zona una ráfaga de metralla al
aire; lo que hubiera sido justificativo para retirarse, pero ella siguió adelante
hasta encontrarse con León que venía con un grupo de gente y unidos en un
remolino, avanzamos hacia el malecón; mas, fueron obligados a separarse,
ella por falta de oxigeno para respirar y él por una bomba que estalló a sus
pies, embarcados por sus amigos, cada uno en una ambulancia…”

Esto y tanto más, fue Eugenia Cordovez, quien hizo bien su papel de: Primera
Dama de la nación ecuatoriana, sin dejar de lado su don de mujer, gran
amiga y madre de sus hijas –a toda prueba-…

0 Comentarios

  1. alfredo miranda prieto

    En realidad, todo lo que Ud. Habla en su comentario de la Sra. Maria Eugenia, es cierto. Muy valiente, sencilla y con un corazón muy noble, tube la oportunidad de trabajar poco tiempo con ella y descubrir sus cualidades y sencillez a pesar de ser la primera dama del Ecuador

  2. Marco Antonio Pontón Gavilanes

    Sra. Lily P de Arenas, por coincidencia he mirado su comentario muy acertado por cierto sobre la Sra. Eugenia Cordovez Pontón, mi inquietud para Ud. es bien sencilla, digame cual es la traduccion de la palabra petita, tengo en mis manos una partitura musical cuyo titulo es LA PETITA PONTON, he buscado en diccionarios, enciclopedias etc y no he podido encontrar la equivalencia de esta palabra, gracias por su atencion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *