La búsqueda de la paz – Desde mi Trinchera
Opinión

La búsqueda de la paz

La búsqueda de la paz puede llevar al ser humano por muchos caminos. Pero no nos
pongamos exquisitos, la primera búsqueda tiene que estar en nosotros mismos. Aunque se
pueden dar etapas y tiempos, podemos buscar la paz en diferentes momentos de nuestras
vidas, en cada una de las etapas que vamos quemando, por emplear un término realístico
(porque responde a una realidad).

De chicos la paz consiste en tener la capacidad de hacer los deberes y el trabajo escolar
con el menor esfuerzo y tener tiempo para juegos, internet, televisión. La vida moderna
ha eximido a los jóvenes y muchachos de muchos trabajos, en todos los niveles socio
económicos, La exoneración no tiene que ver con tu lugar de residencia, sino con tu etapa
de vida, y por mas que se disgusten los críticos de las clases sociales, la exoneración de
obligaciones se da básicamente por la condición de juventud y los padres de ahora somos
mas complacientes de lo que fueron los nuestros y mas aun cuando nuestra etapa llego a la
de abuelos. Ayudamos a buscar y encontrar la paz a los hijos con la ternura que no se nos
dio y a los nietos con la complacencia que nos fue negada.

De jóvenes, esto es a la vuelta de poco tiempo de la infancia, apenas saltas a la pubertad la
búsqueda de la paz se torna bastante compleja, porque no hay correspondencia del querer al
poder hacer o tener, ambicionamos mas de lo que podemos, sentimos que todo es inútil que
se nos escurre como agua o como arena entre los dedos, la superación de la inconformidad
es lo único que nos daría la paz, porque todo lo demás es insuperable, la larga y continua
depresión que significa la adolescencia no permite el acceso a la paz tan necesitada por
un joven, esta etapa critica puede crear problemas que terminan en suicidio juvenil. Los
padres tienen la obligación de apoyar, entender y vigilar a sus hijos en esta edad terrible,
de la que nacen los encuentros con drogas, con el alcohol, etc., es una edad que decide el
camino a seguir por el adolecente cuando brinque a la siguiente etapa. En la sexualidad se
pueden definir ciertas incongruencias que pueden dar información errada al o la joven.

Al salir a la adultez se encuentra otra perspectiva, buscas la paz en medio de la satisfacción
de la producción, bien sea por ti mismo, una familia que construir o una familia que apoyar
en caso de no haber creado la propia familia. En esta etapa la búsqueda de la paz tiene
relación con las comodidades que el dinero puede comprar, se inicia la búsqueda de la
cimentación a través del estudio profesional o el acceso a negocios familiares, grandes
o pequeños, haces lo que has visto hacer a lo largo de tu vida. Tu encuentro de la paz se
fabricara a la medida de tus logros, ese camino lo vas haciendo en el día a día, sin que
nadie intervenga regalándote nada y el que te lo da después de alguna manera de lo cobra,
y aprendes junto a la lección de la paz, que en la vida nada es gratis y que tarde o temprano
esa misma vida te pasa la factura.

En otro tiempo en una etapa ya quemada por mi hubiera dado un consejo, pero a estas
alturas del partido ya aprendí que dar consejos no contribuye en nada porque cuando se los
da se lo hace desde el punto de vista del que los da, y eso no contribuye con la vida del que
se supone se beneficiara, el mejor punto en esta etapa es saber escuchar. Todo el mundo en
las etapas anteriores busca quien lo escuche y le de la razón. Eso es parte de la búsqueda de
la paz.

En fin existen muchas formas de obtener la paz y existen muchas formas para la paz, todo
se reduce a lograr un equilibrio entre uno mismo, sus intereses y los de los demás, evitar
que los intereses propios sean adversarios en la paz de los demás y si lo son, hay que
hacer que nuestros intereses se sobrepongan sin angustias y con el menor daño posible,
porque el renunciamiento de nuestros intereses en beneficio de los demás es simplemente
una agresión a nuestra propia paz, el renunciamiento se da en casos muy específicos de
desprendimiento humano, que pocas personas son capaces de tener, y en ocasiones ese
renunciamiento es posible únicamente como camino a una búsqueda de una paz sustentada
en el bienestar de los demás, ese nivel de entrega requiere de mucha paz interior y por ende
de un nivel de maduración muy elevado.

En fin la búsqueda de la paz tiene muchas formas, facetas, estadios, bemoles, martirios,
etc., pero es fundamental para poder sentir al final de la vida que se ha logrado superar
un escalón en el durísimo transito de la civilización hacia un futuro en el que la búsqueda
de la paz interior y exterior de los seres humanos, este por encima de muchos intereses,
especialmente de los políticos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *