Desde que se publicó mi artículo “Crisis” (17 Abril 2012), el precio del petróleo ha bajado de $107 a $91 y de acuerdo al análisis técnico se encuentra ahora en una curva descendente que podría llevar al precio del petróleo a $75 en el corto plazo, talvez durante el próximo mes de Junio.

Básicamente, la causa del descenso es la situación económica de los países europeos y de EE.UU., que se encuentran en recesión. La recesión que empezó en el 2008 ahora se ha convertido en una recesión en “W”, es decir hubo una leve recuperación pero las economías en mención volvieron a caer dando lugar a una W, y los altos precios del petróleo no permiten la recuperación de esas economías que son petróleo dependientes. La crisis griega y la confirmación de la recesión en España han llevado a concluir que la demanda por petróleo disminuirá.

Los últimos años han sido de bonanza para los países productores, mientras que las economías de los países consumidores han sufrido. Para salir de la recesión, la política de EE.UU. está siendo encaminada hacia la consecución de bajos precios del petróleo.

Un escenario de bajos precios del petróleo incidirá negativamente en el presupuesto nacional. La política económica de este Gobierno de gasto basado en altos precios del petróleo no es sustentable en el tiempo, como lo he mantenido desde el inicio de esta administración.