Opinión

El Honor no tiene precio

Aún resuenan esas palabras que me inculcaba mi Padre y me enseñó a valorar.

Del mismo modo aprendí que más rápido cae el mentiroso que el ladrón. Mi carácter y cuna me obligaban a demostrar cuál era la verdad y así ver humillado al calumniador; lo que siempre pasaba.

Ahora me dicen que ya no son esos tiempos. ¿No lo son? Para muchos lo son y serán, para los de moral endeble o amorales los tiempos han cambiado.

Entre los preceptos que se gravaron durante mis estudios quedó uno muy labrado en mi mente: “Un General va primero en la batalla y último al comedor”. Es decir, al llegar a un cargo ostensible, tienes que ser ejemplo de coraje y de sacrificio… No creerse la última máxima pomada de la vida.

Deseo recordarles algo que se cuenta y seguramente tiene mucho de cierto: “En una fastuosa reunión, había una mujer de belleza y glamor indescriptible. Todos los hombres perdían la cabeza por ella”. “Uno se le acerca y la invita a bailar y mientras lo hacían le dice: Te doy un millón de dólares para que te acuestes conmigo”

Dudó poco la fémina, sin embargo aceptó. Mientras salían a un lugar más apropiado, el galán le insinúa: Sabes… Un millón es mucho, te propongo doscientos dólares ¡Espanto y horror! Indignadísima le clava: ¡Por quién me has tomado! ¡Qué crees que soy! A lo que el enamorado, le manifiesta: Eso (tu honor) ya quedó establecido hace rato, ahora discutimos precios, nada más.

El Universo es un diario más de los que leo cotidianamente. Sé que las noticias se ven desde la perspectiva que cada cual tiene y por lo tanto hojeo muchos para tener un rumbo correcto de lo acontecido; al menos deducirlo, o investigarlo más a fondo.

¿Qué pasaría si únicamente hubiera un mensaje dictado? ¿Qué aprenderíamos si el único libro de agrado del “gran jefe” siguiera enseñando que el mundo es plano? ¿Podríamos habernos enterado e interpretado la Revolución Francesa?

Quitar la libertad de expresión y de presentar deducciones haría que nuestra inteligencia muera. No cabría pensar, nos reintegraríamos al Reino Animal, sin el distintivo de ser racionales. Por supuesto, esa posición es clave para una persona sin sustento de capacidad intelectual.

Emilio Palacios, un medio de llegar al propósito. Un pago de diez millones de dólares es risible. No los tiene, ni los puede conseguir. Ah, si fueran veinte mil entonces si estaría preocupado.

Este medio de comunicación, El Universo, debe caer en manos del poder. Es imprescindible. Notemos que se dijo “No lo dejaré quebrar” Cómo se logra esa maravilla de quitarle todo su patrimonio y de que no desaparezca.

¿Otro “diario” El Telégrafo” incautado para venderlo y pagar a los acreedores y que hoy informan que pierden 30 000 000, TREINTA MILLONES DE DÓLARES AL AÑO, y que le pondrán mucho más si lo necesita.

Han pensado por qué nadie lo lee ¡Ni regalado! Porque hasta el más ingenuo sabe que sus noticias son de auto alabo y demagogia estatal.

Las estaciones de Televisión… Radios… Revistas… Incautadas, nosotros ¡El pueblo! las mantenemos para que lancen alabanzas y letanías sobre la prestación de Salud que no se da. Las obras que se prometen pero no se cumplen, el control delincuencial que no se nota…

Basta ya. En su discurso por el Santo de Guayaquil, el alcalde Jaime Nebot S., hizo un fervoroso llamado a la ciudadanía para que defienda la libertad de expresión, porque discrepar no es ningún delito, y lanzó duras críticas a la farra fiscal. También dijo un “¡basta ya! Ya es hora de que los delincuentes estén tras las rejas, no los ciudadanos honestos como está pasando hoy en la república”. (Telerama)

El burgomaestre preguntó a los concurrentes: “¿Se puede vivir sin libertad y sin justicia, con exagerados tributos y alzas tarifas, se puede vivir sin seguridad?, a lo que el público respondió en coro: No.”

“Se puede, pero no se debe”, apostilló el alcalde. Y por eso no podemos transar nuestros derechos, los derechos se exigen de pie, no se reclaman de rodillas”.

“Rechazamos todo intento de atentar contra la libertad de expresión. No puede ser que las sentencias lleguen con la velocidad del rayo para condenar periodistas, pero que vayan a paso de tortuga cuando los delincuentes usan esa lentitud criminal para salir de las cárceles, precisamente por la falta de esas sentencias”.

“Condenen rápido a los que matan o los que roban, no a los que discrepan, que discrepar no es un delito, ni aquí ni en ninguna parte del mundo”, sentenció.

Conocido es que Jaime Nebot es un varón de inteligencia y cordura, a diferencia del insidioso frustrado lengüilargo sabatino.

0 Comentarios

  1. Avatar
    Juan Pablo Neira Medina

    Estimado Antonio, conozco y entiendo tu amistad con el alcalde, pero la verdad no creo que sea conveniente nombrarlo como referente de la defensa de la libertad de expresión después de mantener una posición tan radical, intolerante y de censura en el tema del Salón de Julio, ni para hablar sobre la «incómoda» influencia sobre la justicia.

    Me parece que nosotros, los ciudadanos comunes, somos los que debemos defendernos de los atentados contra nuestras libertades individuales y derechos fundamentales, pero debemos hacerlo frente a toda autoridad que intente o que efectivamente transgreda tales derechos y libertades, no únicamente frente a la que no consideremos amiga o cercana.

    Saludos,

  2. Avatar
    Irene Hurtado

    Muy cierto todo lo que manifiestas en tu comentario. Al señor Neira le gustará ver dibujos, pinturas o fotos de sexo explícito, pero eso no es para todo público. Niños, adolescentes y damas no podríamos concurrir al Salón de Julio. Por algo existe y existirá en todos los países la censura para calificar películas y programación de TV, a fin de no perturbar la sensibilidad de quienes no estamos preparados para el libertinaje de las costumbre, muy distinto de lo que realmente significa /libertad de expresión/. Aplaudo al alcalde Nebot por su defensa del pudor de quienes no comulgamos con la pornografía camuflada de arte pictórico. Aplaudo enérgicamente su defensa a la libertad de expresión del pensamiento, fundamento de la verdadera democracia.

  3. Avatar
    carlos franco

    Las palabras que el alcalde de guayaquil diga en defensa de las libertades ciudadanas deben de ser admitidas y valoradas como las de un politico importante cuya personalidad , en ocasiones,controversial no deja de ser el blanco perfecto para los verdaderos enemigos de la libertad.Yo prefiero un alcalde de boca suelta que amenaze con hacer, como hacen los perros con los postes ,a sus enemigos, que uno que robe a sus critico ,imbestido del poder politico que le da ser el primer mandatario de la ya maltrecha republica. El Alfarista de palacio busca hacerse de un buen botin y al mismo tiempo destruir sus enemigos mas peligrosos.Las dictaduras mas tenebrosas que el pais ha sufrido, no se comparan a las de correa .Por su indiferencia a la legalidad ,su arte al manipular la realidad y escamotearla , su falta total de escrupulos o de moral,y por que el fin que persigue no es otro que el poder absoluto,creo que los ecuatorianos deben de hacer cualquier sacrificio hasta lograr detenerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *