Coaching

Luis Villacrés S.

Siempre se creyó que la mayoría de los líderes destacados de la historia habían nacido con condiciones especiales en sus genes, en su personalidad, que estaban predestinados por los dioses para destacarse y dirigir con éxito sus pueblos, sus tropas, sus organizaciones o sus diversos emprendimientos.

Alejandro Magno, Julio César, Napoleón, en la historia universal; Bolívar, Alfaro, Velasco, en la historia nacional. Hoy, diversos estudios y consultorías de las ciencias de administración han demostrado en las últimas décadas que, en el ejercicio de liderazgos positivos, además de emplear habilidades innatas de los individuos, estas pueden ser adquiridas o se desarrollan con la práctica, con el estudio, con el ejemplo y la modificación consciente de la conducta, del carácter y del estilo más apropiado de dirección.

Las empresas, a su vez, invierten cada vez mayor cantidad de recursos y dedican sus esfuerzos en influir en sus ejecutivos y personal clave para que desarrollen modelos de liderazgo positivo y logren mejores resultados en sus organizaciones. La consultora Mercer, de un estudio realizado en 2010, identificó 11 características negativas de comportamiento que se deben evitar, disminuir o corregir; entre ellas, las más importantes, pretender ser el centro de toda reunión, la arrogancia o el exceso de confianza que provoca rigidez en los puntos de vista de ciertos jefes convencidos que lo saben todo o mejor.

La firma Profiles Internacional analizo 50 corporaciones, de las más exitosas, y determino que el nivel de compromiso e identificación de su personal con los objetivos de las empresas mostraba una alta correlación con los buenos o malos resultados financieros de la mayoría de las organizaciones. De sus observaciones, resultó una nueva publicación sobre liderazgo carismático que determina que cualquier persona puede transformar su estilo de dirección si adopta ciertas pautas de comportamiento claves.

El objetivo debe ser transformarse en líder empático, centrado, objetivo, comunicativo, confiado, tranquilo. Modificar el lenguaje corporal, brindar confianza, caminar erguido, mirar de frente; la forma franca de sonreír, de gesticular, de saludar, influye e incide en la generación de emociones positivas.

Mejorar el clima laboral, el ambiente de trabajo, la actitud de formar parte y trabajar en equipo, comunicarse asertivamente, inspirar a los demás con su visión, mostrar una actitud positiva, entusiasta, segura de sí mismo, de la realidad, de los objetivos o resultados a conseguir. Reconocer continuamente los logros de los demás, del equipo, de la organización, creer y confiar en sus colaboradores, son factores y comportamientos que, con seguridad, influyen positivamente, motivan e inspiran a los demás.

El mejor líder es aquel coach que logra lo mejor de su organización y de sus colaboradores, los hace sentir orgullosos ejecutores de sus propias realizaciones. El que menos se jacta, logra mucho más; hacer y desaparecer.

Tomado de http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/coaching-486441.html

Luis Villacrés S.

Autor: Luis Villacrés S.

Compartir entrada

2 Comentarios

  1. La pregunta al cpmentario: Abdalá, Gutierrez y correa, trio de la infamia contradicen su comentario o lo ratifican?
    Talvez Velasco se libre en parte.

    Pero…. si ese es su criterio….

    Enviar Respuesta
  2. Luis, todos estos personajes incluido Jesus, han tenido rasgos narcisistas y de sociopatia. Individuos que por llegar a obtener lo que quieren, no les importa ni el dolor ajeno ni el suyo mismo. Esto del liderazgo es una interpretacion nacida de estas teorias economicas del mundo occidental donde el pez grande se como al pequeno. Lo llevamos en nuestro DNA. es como un instinto de conservacion a la maxima potencia.
    Esto de elegir Presidente para que tomen la rienda de un Pais y luego se crean que son los duenos del mismo, es un systema caduco y que en el futuro va a cambiar. Ya ves como la regiones de los paises se tratan de eregir en entes autonomos para conservar sus tradiciones y tener un systema de decisiones mucho mas cercano y compatible a la realidad diaria. Por supuesto, que la iglesia catolica institucionalizo esto del poder absoluto con la eleccion del Papa. Hemos tomado de la revolucion francesa nuestros ejemplos y lo que ha pasado es que hemos clonado pequenos napoleones por todo lado. Por supuesto que ser positivo es un signo generador de buenos resultados, hasta cierto punto.
    He conocido al eterno positivo que no ve la realidad y sigue pensando enque manana encontrara la solucion.
    Yo me inclino por esta teoria oriental del contrapeso del Ying y el Yang, de la causa y efecto y por sobre todo, de ser padres que formemos hogares con estructura, mucho amor y mucha comunicacion de donde saldran ciudadanos seguros de si mismo, con consideraciones para sus semejantes y con claros objetivos.

    Enviar Respuesta

Envíar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>