Opinión

Distorsiones

Distorsión etimológicamente significa “torsión o torcedura de algo”; generalmente se produce cuando se deforma el propósito o plan de algún negocio, servicio, prestación o idea, tratando de conseguir alguna utilidad ilegitima. Esta mala práctica está prohibida por las leyes, pero, se practica en el país. Pongamos dos ejemplos de estos hechos anómalos:

1.- La Televisión por Cable: En los Estados Unidos de América, estudios de marketing demostraron que una de las mayores quejas de los usuarios, también llamados televidentes, consistía en el reclamo o protesta por la gran cantidad de anuncios comerciales que se insertaban interrumpiendo reiteradamente la transmisión televisiva. Basados en esa realidad dirigentes de canales de televisión publicitan el servicio de “Televisión por Cable” o “Televisión Pagada”, con la que se podría disfrutar, según la intensa propaganda que se hizo, sin cortes comerciales, pagando una cómoda cuota económica que se abonaría mensualmente.

La idea tuvo amplia acogida y la “Televisión por Cable” se expandió rápidamente en la Unión Americana y en los diversos países del mundo. En el Ecuador también se ofreció el servicio y fue aceptado. Al comienzo los que pagaban por el servicio recibían la señal sin anuncios comerciales, y así, poco a poco, el servicio pagado fue incrementándose, pero, “de repente en el verano”, la situación cambió, el cable por llamarlo de algún modo, se volvió comercial, es decir, multiplicaron anuncios comerciales, llegándose al extremo de que existen espacios dedicados única y exclusivamente a la promoción comercial.

Fácilmente se puede comprender que esta nueva modalidad se encuentra en contra del principio fundamental de la televisión pagada, es decir se impide que el abonado no tenga que sufrir de múltiples anuncios comerciales. Las autoridades respectivas deben intervenir para impedir que esta mala práctica continúe.

2.- LAS VIAS UNIDIRECCIONALES: Una vía se convierte en unidireccional cuando la Autoridad que controla el Tránsito, dispone, después de haber efectuado estudios de viería, frecuencia vehicular, etc, y para facilitar el flujo vehicular toma la disposición de convertir una arteria de transito en unidireccional

Lamentablemente en Guayaquil esto no ocurre y dan casos, “curiosos” como el que se presenta en la Ciudadela los Ceibos. En esa Urbanización se ordenó que la calle Héctor Romero Menéndez que sea unidireccional desde su inicio, hasta empalmar con la vía que conduce a la avenida Carrera, pero, hace poco más de dos meses, la Autoridad de Tránsito de manera totalmente anti técnica dispuso que esa calle deje de ser unidireccional a la altura de la avenida Carlos Arroyo del Rio. Lo raro es que el tramo con dirección a la salida de los Ceibos, de la misma Romero Menéndez se hizo unidireccional pero en el sentido contrario ¡Púchica, diría el Evaristo! ¿Raro, verdad?

Más allí no terminan los infundios, pues, al desembocar la calle Eduardo Alcívar en la Romero Menéndez se colocaron impedimentos de cemento cerrando parte de la vía.

Las medidas adoptadas son deplorables, obligan a desviaciones innecesarias y, en vez de facilitar el tránsito lo obstaculizan. Ojalá que se realicen estudios de transito, viería flujo vehicular, etc, y solo entonces se adopten disposiciones aconsejadas por la experiencia y la razón.

¿Será eso posible?

0 Comentarios

  1. Avatar
    luis m chavez

    ….seria pedirle peras al olmo..!!!
    ..la planificacion del transito en cualquier ciudad debe ser disenada por profesionales en la materia. Para eso hay escuelas especializadas. No porque se tiene algunos anos de antiguedad en la institucion se obtiene el necesario conocimiento tecnico en este tema….
    ..simplemente, no se puede ensenar lo que no se sabe…
    ..y esta es la redundancia en la ciudad donde se cometen constantemente los mismos errores. Ni que decir de los semaforos y de las senalizaciones hori-zontales y verticales…
    …otra vez: peras al olmo????

  2. Avatar
    Irene Hurtado

    Tiene usted toda la razón en las dos situaciones planteadas. Como moradora de Colinas de Los Ceibos, desearía que la Comisión de Tránsito revisara la inconveniencia de mantener una vía con dos tramos unidireccionales en sentido contrario.

    Así mismo, que revise la discriminatoria medida que mantienen los moradores de la ciudadela Santa Cecilia, en las inmediciaciones de los Colegios Jefferson y Liceo Los Andes, quienes manteniendo cerradas sus calles, obligan a efectuar un gran y tortuoso rodeo por la intersección que comunica a ésa cdla. con Mapasingue Oeste, a pesar de tener garitas con guardianes. En otras palabras, esas vías ya no son públicas, sino de propiedad exclusiva de los propietarios de dichas viviendas. Acaso el Municipio de Guayaquil, con los impuestos de todos no mantiene dichas calles?

  3. Avatar
    carlos Nuñez

    Estimado Tocayo: lo que no se sabe, es la cantidad de robos domiciliarios ocurridos en los Ceibos, la cantidad de asaltos en motocicleta,la inseguridad rampante,que generó la inefable Avenida del Bombero,que arrebató a la calle 1ª cerca de DIEZ metros y desvió el trafico de nuestros amigos vecinos por las otrora tranquilas y seguras calles de los Ceibos,durante 6 AÑOS,hay una oposicion incomprensible «oficial»a hacer «ingreso controlado»,y seguimos siendo calles de nadie.solo revise el numero de casas abandonadas o en venta que hay… cordialmente.Ah! y se nos prohibe usar armas,el hampa lo sabe…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *