Opinión

El personaje del año

Algunas personas tienen la costumbre de hacer un balance de sus vidas al final de cada año. Otras simplemente recapitulan los acontecimientos y destacan los hechos trascendentales en una sociedad. Recapitulando los hechos ocurridos en el Ecuador de 2010, y si debo señalar cuál ha sido el personaje del año a destacar, este ha sido LA MUERTE…..

Basta ver, escuchar o leer cualquier medio de prensa y sumar una estadística diaria de asesinatos, secuestros, accidentes y demás causas de muerte, que ahora son comunes en Ecuador.

El Presidente observa que la prensa “corrupta” es la que hace escándalo de los crímenes, sobredimensionándolos y alarmando al país.

Pero la absurda muerte del hijo de un querido amigo en manos de atracadores; el asesinato de un niño que gozaba de un fin de semana junto a su padre; la muerte de una adolescente luego de ser violada, o tantas otras muertes como instantes tiene cada día, nos hace afirmar que quien gobierna este país es el hampa.

Las autoridades se acusan entre ellas, desde hace meses. Ellas no toman conciencia del inmenso dolor y sufrimiento que genera una muerte inocente en el seno de cada familia, en la familia ecuatoriana.

La inacción política ha provocado cansancio ciudadano ante las inagotables disputas de las autoridades. La ciudadanía se ha cansado de esperar que el Presidente, sus ministros, sus asambleístas, sus gobernadores y demás autoridades acepten su incapacidad de gobernar y controlar al verdadero poder corrupto que devora hoy a la sociedad: el hampa.

La muerte acecha cada instante a los ecuatorianos, tanto, que ya es un hecho común que es reseñado en la prensa, no por amarillista sino porque es lo más grave y trascendente que ocurre a diario en el país.

Las familias que han perdido a sus seres queridos en hechos delictivos que han provocado muertes injustas y sumarias, ya no tienen esperanza en los gobernantes. Por ello es loable escuchar a un atribulado padre, pedir que toda diligencia emprendida por la policía en dar con los culpables de la muerte de su pequeño hijo, se aplique con igual premura y eficacia en resolver los crímenes a víctimas anónimas, esos que a duras penas engrosan las estadísticas diarias de la muerte, el personaje del momento y del año que termina.

0 Comentarios

  1. Avatar
    giovanni traverso

    Al inicio de la tan polemica Ley Indigena, el ver a los delincuentes ser ajusticiados por los pobladores, parecia como un acto injusto, barbarico como que habiamos retrocedido a la edad de piedra. Pero ahora, despues de que nuestros gobernantes han retrocedido a nuestro pais a la edad de piedra, me parece lo mas justo que cada acto delictivo sea ajusticiado por este acto de ultima preservacion de la vida del que cumple con las leyes, paga sus impuestos y trabaja para un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *