Cada sociedad se acostumbra a su manera de ser por lo que ha vivido como colectividad y con eso forman su cultura. No se puede mezclar, sin pretender que no pase nada, a un pueblo pacífico como el ecuatoriano con uno agobiado pero acostumbrado ya: a la guerrilla, sicariato, etc. como nuestro pueblo hermano colombiano. Eso no hace que los colombianos sean malos ni que sean ni un poco menos nuestros hermanos. Pero están acostumbrados a otra cosa. Debe haber mas control en quien ingresa al país. Y en las fronteras lo mismo. EEUU con el plan Colombia lo que ha hecho es aliviar un poco a ese país al altísimo costo de regar el problema hacia otros países.

La delincuencia esta aparentemente imparable y no siendo castigada en nuestro país. Robos, asesinatos ya todo se ve común, y ya mismo con el tiempo incluso normal. Pero esto no es normal y si el gobierno no hace nada para pararlo empezara a generarse la justicia en las manos de la gente común. Lo que es grave pero a veces necesario.

No se ve que el gobierno esté tomando correctivos dramáticos para esto. Veo que están destruyendo los Puestos de Auxilio Inmediato de la Policía (PAI), espero que sean reemplazados con algún mejor sistema. Mientras mas tiempo pasa los ciudadanos e incluso la Policía corren mas riesgo.

El hurto es una palabra necesaria en la parte legal, pero en la sociedad la gente tiene que saber que hurto o robo ambos es robar y están mal por principio, por ética. Ni siquiera por religión. Sino por el bien de la sociedad. Es por el ejemplo que la gente debe ir aprendiéndolo de nuevo.

Por otro lado el hecho que hayan puesto la ley de que menos de 600 dol no es considerado robo para la justicia confunde a la gente que no tiene los valores claros y se rige sólo por la ley. Somos un pueblo ignorante. ¡Eso nos hace pensar que robar menos de $600 no está mal! Entiendo que el espíritu de la ley es ayudar a los pocos jueces que hay; pero el crearla ha formado un pocotón de delincuentes que están convencidos que menos de un valor no es robar. Hay que sacar esa ley de urgencia y un centavo que se hurte o se robe es robo y debe ser entendido así por todos.

Y el sicariato seguirá ocurriendo hasta que el gobierno tenga las agallas de declarar terroristas a las FARC. Los ecuatorianos no estamos acostumbrados a eso y no tenemos porque estar acostumbrados.

Lo único que falta en este país es que se roben al presidente. Porque ya se roban todo. Dios salve al Ecuador, consagrado al Corazón de Jesús.