Comentario

A propósito del mundial

Es impresionante la conmoción que produce el deporte. El mundial de fútbol acapara más del 30% de las noticias de los diarios. Los comentaristas hablan horas y horas sobre el tema, tanto en la televisión como en la radio. Es decir, los medios de comunicación nos tienen saturados sobre el tema.

Uno de los puntos polémicos es el famoso jabulani, palabra zulú que significa celebrar y que es el nombre del balón oficial de fútbol que ha recibido muchas críticas. No he tenido en mis manos un jabulani, pero por lo que veo en las imágenes, creo que el problema no está en el balón, sino en los colores. La forma de las imágenes distorsiona un poco la imagen redonda del balón y puede provocar reacciones equivocadas al patear o atrapar la pelota. Cuando se lo ve en tierra, parado parcialmente sobre uno de sus dibujos, no parece redondo. Una empresa experta en la producción de balones de fútbol, no puede crear uno defectuoso y menos para un campeonato mundial.

Han habido muchas sorpresas en los resultados de acuerdo con las expectativas que se tenían sobre los favoritos, lo que para mí tiene una explicación simple. El fútbol está tan internacionalizado que en los equipos grandes juegan jugadores de todo el mundo. Los jugadores estrella, los que valen millones de euros están en los equipos que pueden pagarlos y cada uno conoce la forma de juego de sus compañeros, por lo que la estrategia consiste en anular a estos jugadores, para de esta manera lograr el triunfo.

Lo feo del campeonato mundial se puede resumir en tres puntos: Primero, la ausencia del Ecuador en este certamen. Sería mucho más interesante si nuestro equipo también estuviera en la cancha.

Segundo: Las vuvuzelas. Estas trompetas que emiten un sonido sordo y desagradable al oído se escuchan en todo momento desde que empieza la trasmisión hasta que termina. Es un zumbido sordo, grave y persistente, de muy altos decibeles, que puede alterar el oído. Si las personas oyen el mundial a alto volumen, pueden tener un daño auditivo. Me asusto al pensar en las personas que están en los Estadios.

Tercero: El lavado de cerebro a que estamos obligados cuando vemos el partido por los canales del Estado. Creo que no me equivoco al decir que la mitad de las propagandas del Campeonato mundial, son del Gobierno. De acuerdo con la prensa, el Gobierno ha pagado un millón de dólares por las propagandas del Gobierno, a lo que habría que sumar las propagandas de los distintos Ministerios y entes burocráticos que no se quedan atrás. Tanta propaganda impide pensar y razonar. Es un verdadero lavado de cerebro que se hace al insistir repetidamente lo mismo y lo mismo, donde sólo hay una forma de opinión y no hay opción a razonar o pensar diferente.

Un dato interesante: Un amigo mexicano me mandó este link para un calendario del mundial que se actualiza automáticamente. Sólo pongan el cursor donde les interese y aprenderán fácilmente a ver el calendario.

El enlace es el siguiente: http://www.marca.com/deporte/futbol/mundial/sudafrica-2010/calendario.html

Feliz mundial para todos.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *