Opinión

Los derechos humanos, hoy

Echando un vistazo al pasado inmediato, aquel que pertenecería a la larga noche neoliberal, descubrimos que el tema de la libertad de expresión nunca fue significativo ni incidió sustancialmente en la vida ciudadana.

Tómese su tiempo , haga usted el mismo examen retrospectivo y llegará a igual conclusión. Nunca hubo un debate serio o agitado sobre el tema. Rodrigo Borja clausuró una radiodifusora dentro de una coyuntura puntual y no por ello dejó de ser un presidente demócrata y básicamente respetuoso del más primario de los derechos humanos.

Febres Cordero , supuesto “dueño del país”, tuvo también focalizados tropiezos con la libertad de expresión. Pero nadie puede afirmar que esos dos Presidentes conspiraron contra el sistema jurídico imperante. No se les ocurrió crear medios oficiales de comunicación ; no pretendieron adueñarse de algún otro; no acallaron a la prensa opositora ni a la que disentía de sus actos. Nunca pretendieron legislar para reprimir, amordazar o distorsionar un derecho humano inserto en nuestras leyes y constante en convenciones internacionales de las que el Ecuador es signatario. Nunca pretendieron apropiarse de canales de televisión ni de radiodifusoras incautadas por el Estado y ponerlas al servicio de un gobierno que, como el actual, privilegia sus intereses ideológicos por encima de la verdad y la cordura, convocando a una lucha de clases que pronto se escenificará en nuestras calles.

Usted, lector(a), debe saber que estamos obligados a respetar las Convenciones Internacionales que hemos suscrito. Lo dice nuestra Constitución. Debe saber que tales Convenciones PREDOMINAN sobre nuestra legislación nacional, si ésta llegare a contradecirlas . Sin embargo, pocos lo saben porque la precedente etapa histórica no nos exigía estar al tanto de ello. Ahora sí, sin duda, porque todo está dramáticamente cambiando. Hoy se discute, con intensidad , indignación y temor , lo que se hará con el derecho a la libertad del individuo para emitir su opinión y para ser informado de los hechos y actitudes del poder público. Emilio Palacio lo describe en forma didáctica y despiadada en su artículo de Septiembre 19. Lo que ahora estamos padeciendo sólo es explicable en un gobierno totalitario . Reniego del descaro con que se planea acabar con la libertad de expresión, respaldada por una insultante saturación publicitaria que coloca cortinas y pantallas seudo democráticas y seudo progresistas .

El Ecuador reconoció formalmente que

“el derecho a la libertad de expresión comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas sin consideración de fronteras y por cualquier medio de transmisión ” ; que la libertad de expresión “no es una concesión de los Estados sino un derecho fundamental” y es, además , “un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática”.

La Declaración de Principios de la OEA emplea tres verbos claves para el ejercicio de la libertad de expresión : buscar, recibir y difundir libremente la información en poder del Estado y éste está obligado a garantizar el ejercicio de ese derecho. Tales verbos se repiten a través de su articulado y están insertos también en la Convención Interanericana Sobre Derechos Humanos, suscrita en San José de Costa Rica. La censura previa que Correa ahora pretende, la interferencia que Correa impone, las presiones que el Gobierno ejerce , los obstáculos consignados en la Ley de Comunicación que se avecina ; todo, todo eso está prohibido por la Convención Internacional suscrita por el Ecuador. Ningún gobierno puede apartarse de su observancia.

Ningún gobierno – a menos que se declare revolucionario y transgresor de la ley, que algún momento querrá hacerlo – puede soslayar esos mandatos. Es perfecto para la democracia que los funcionarios públicos , sin excepción, estén expuestos a un mayor escrutinio de la sociedad. Y toda ley que, aduciendo eventuales desacatos, pretenda penalizar expresiones ofensivas presuntamente dirigidas a los Correa, a los Chauvin, a los Patiño o a los Larrea, atentaría realmente contra la libertad de expresión y el derecho a la información.

Agresiones judiciales como las que sufren Edgar Terán y Fernando Balda, son inadmisibles. El primero, por haber opinado sobre este régimen y mostrar su preocupación ante una eventual condena internacional al Ecuador, si se admitiere las denunciadas vinculaciones de este gobierno con la narcocriminalidad. Nos avergüenza sólo narrarlo. ¿Qué ha hecho el gremio de abogados ?

El segundo, buscó y difundió ( o quizás recibió y difundió ) una información de interés público, sobre un asunto público de gran trascendencia e interés nacionales, discutida por funcionarios públicos y de la que se desprendería la posible comisión de graves infracciones penales que fueron tomadas a la ligera por nuestro Presidente. Balda ejerció legítimamente un derecho humano que ampara a su libertad de expresión. El Fiscal General ( ¿ cómo es que se llama ? ) no lo cree así. Cree que difundir indicios de un delito es lo delictivo ; cometer ese delito, no. Nada debe ofender a “su presidente” ,con quien se ha alineado y a quien comienza a emular en su vocabulario. Un asambleísta le definió como alcahuete político, con manifiesto eufemismo. Alcahuetería sería declarar una paternidad de última hora respecto de un proyecto totalitario y represivo de Ley de Comunicación, que no ha nacido del legislador sino del propio Gobierno. Su actitud es comparable con aquellas mujeres que prestan sus vientres para parir por cuenta de otros. Así se maneja el tema de los derechos humanos, hoy. El camino al infierno se ha adjudicado a dedo.

5 Comentarios

  1. Avatar
    María Eugenia

    Creo que el Dr. Cuesta ha sido muy didáctico en dejarnos ver (a quienes no somos políticos, ni conocemos de esto mas allá de lo que publican los medios de comunicación)el peligro que se vislumbra para la libertad en este país.
    I me sumo a su pregunta: ¿Donde está el gremio de abogados del Ecuador?

  2. Avatar
    Isabel Garcia Peralta

    NADIE SABE EL BIEN QUE TIENE HASTA CUANDO LO PIERDE. AHORA TODOS RECUERDAN GOBIERNOS COMO EL DE LEON FEBRES CORDERO COMPARANDOLO CON LOS ACTUALES… O ULTIMOS…QUE IRONIA! ESTE NO ES GOBIERNO SINO DICTADURA CAMUFLADA, YA VAN A VER CUANDO TODAS LAS LIBERTADES SEAN CONCULCADAS!!! CADA PAIS TIENE EL GOBIERNO QUE SUS CIUDADANOS SE MERECEN.

  3. Avatar

    Hoy por hoy, el Gremio de Abogados, al igual que los otros gremios de profesionales, así como LAS CÁMARAS DE LA PRODUCCIÓN, hacen «mutis por el foro», como nunca antes se había visto en la historia republicana, la gente tienen pavor, tienen temor, tienen mucho miedo a que el dictador Correa «les saque los trapos sucios»,no se olviden que este gobierno vive del escándalo, el chantaje, la extorsión, ahora tienen el control absoluto y han metido sus pezuñas en todas las instituciones del estado, contraviniendo la normativa jurídica han despedido a miles de funcionarios públicos de carrera, lanzandolos a la desocupación y, llenando estos espacios con gente de la Rovolución Ciudadana, según ellos, de manos limpias, mentes lúcidas, corazones ardientes y traseros sucios, los mismos que ahora tienen el control, «de absolutamente todos los órganos estatales de control»,así como, tienen como consigna buscar cualquier error, desliz, descuido, etc. que le haya ocurrido en el pasado, a aquel ciudadano que no comulgue con sus ideas, para que las mentes lúcidas los conviertan automáticamente en un DELITO, llámese penal, tributario, fiscal, aduanero, etc., es a través de este mecanismo que han logrado neutralizar a sus mas grandes adversarios políticos y en especial a los gremios productivos, ya es hora de que despierten y asuman su responsabilidad histórica, so pena de que con su silencio nos lleven a todos los ciuddanos comunes y corrientes al despeñadero, ya es hora que los Gremios de Abogados salgan por los fueros de la verdad y la justicia y,dejen de servir únicamente para las fotos de las páginas sociales, así como, para reuniones sociales y deportivas.

  4. Avatar
    felix garcia

    Al gobierno no le queda mas alternativa que prohibirlo todo…porque perdio la capacidad de contar con el respaldo mayoritario de la poblacion y cuando esta misma poblacion desencantada coincida en su debido momento,en tiempo y lugar, empezaremos a observar la puesta en escena de los nuevos actores sociales (no los conocemos aun, pero se que estan ahi), que empezaran a posicionar en la practica, todo aquello que anhelamos para nuestra ciudad, y de ser posible para el pais.

  5. Avatar

    Quienes merecen sanciones son los autores, cómplices y encubridores del gran fraude de la constitución de Montecristi. Previamente León Roldós lo denunció pero nadie le hizo caso. Ahora Correa, pescado infraganti, hace tamaño escándalo para eludir su responsabilidad y la de su más reptante vasallo Cordero. Qué escasa moral la de todos los que conforman este gobierno y qué ceguera la de sus defensores, que contemplan la corrupción existente sin importarles las funestas consecuencias que las mismas acarrean.

    I. Hurtado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *