Opinión

“Competencias” en educación

De un tiempo a esta parte la ciudad se ha vuelto un terreno propicio para el desarrollo de cursos y seminarios acerca del tema “competencias en educación”.

Muchos de esos eventos nos dejan a los asistentes con amargas experiencias pues vamos alentados por aprender algo más y nos encontramos con teóricos que no dejan de repetir aquello que los textos señalan acerca del tema y que ya lo conocemos. La propia palabra “competencia” tiene múltiples acepciones, por supuesto, aunque en educación la utilizamos como…

“Una habilidad, destreza, aptitud o actitud que un estudiante debe desarrollar en un período de tiempo, después de haber seguido un PROCESO educativo debidamente programado y controlado de manera que sea posible la verificación de su logro”

El ejemplo más interesante para explicar lo que significa el desafío de trabajar por competencias puede ser el de “conducir un vehículo”. Sí, en efecto, acudes a una de estas empresas especializadas, en donde tienen un “programa debidamente desarrollado, téorico-práctico” y que en una secuencia determinada de tiempo te permite desarrollar la habilidad. Luego, la verificación se hace en la Comisión de Tránsito del Guayas, sitio en el cual un evaluador certifica o no que… ¡posees la competencia para conducir un vehículo!, el paso final es obtener la licencia. Por supuesto que hay luego que pensar en los diferentes “niveles de logro” en el sendero del aprendizaje como por ejemplo: manejas en calles solitarias o con tránsito abundante, dentro o fuera de la ciudad, carros mecánicos y/o automáticos. Los niveles de logro te ayudan a entender el proceso educativo y a realizar cambios para mejorarlos permanentemente.

Así como podemos trabajar una competencia como la explicada en el párrafo anterior es factible asimismo pensar en diferentes ámbitos del quehacer educativo para lograr fines similares. Entonces los chicos en la escuela se vuelven competentes para hacer operaciones algebraicas, para leer inferencialmente, para deletrear palabras en inglés, para hablar en público, etc. Los expertos internacionales afirman que para tener una institución de alta calidad se deben proponer el logro de las siguientes competencias genéricas…

  1. Dominio de la lengua materna y si es posible de una lengua adicional (inglés), que desarrolle una comunicación asertiva
  2. Trabajo en equipo
  3. Resolución de problemas, toma de decisiones y evaluación de resultados
  4. Aritmética elemental, entendimiento de conceptos básicos en Matemáticas
  5. Interacción con la naturaleza y la preservación del entorno ecológico
  6. Manejo y uso de las TIC´s
  7. Aprender a aprender

Yo, en lo personal considero una adicional pues me parece fundamental en un mundo tan complicado como el actual y es la de…

  1. Mantener una vida espiritual sana

La mejor forma de trabajar competencias en la educación regular es con la metodología de PROCESOS, por ello, las instituciones que he dirigido se orientan en la modernidad al Desarrollo de las Habilidades para Pensar, metodología de procesos que logra avances extraordinarios con los estudiantes desde el inicio y ni se diga con los maestros y maestras.

El trabajo por competencias en educación nunca deja de lado el tema del conocimiento como insumo. La información y los procesos de adquisición del conocimiento son fundamentales y deben trabajarse al unísono. Ahora que tanto hablamos de cambiar la educación tradicional y enciclopédica que tanto parece dañar el futuro de los niños y jóvenes del actual milenio, ésta, para mi modesta manera de ver la educación es un camino a todas luces adecuado. Además se han validado ya los resultados en nuestro país y en todo el mundo…

0 Comentarios

Responder a Pancho Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *