Opinión

El Archivo Histórico no morirá jamás

El presidente del Banco Central del Ecuador, Robert Andrade, ha salido a declarar ayer a los medios de comunicación que en la comunicación enviada por ésta entidad al Archivo Histórico del Guayas y a la Fundación Miguel Aspiazu Carbo el 19 de mayo del año en curso en que se comunicaba “la imposibilidad de continuar brindando el aporte económico a favor de ambas entidades” se ha producido “un mal entendido” (sic).

El servidor de la Revolución Socialista agrega que “en ningún momento se ha pensado siquiera en deshacerse ni dejar de por medio un contrato de comodato que en el año 80 el Banco Central suscribió con el Patronato Archivo Histórico del Guayas”. Esto consta textualmente en una noticia aparecida en el periódico virtual Ecuador Inmediato, muy afín al Socialismo del Siglo XXI y cuyo director participó de la última gira presidencial al Europa, lo cual permite adjudicar veracidad a la noticia.

El funcionario Andrade quiere limpiar una embarrada monumental de quien firmó el oficio, Ing. Hernán Salazar Vásquez, gerente de la Sucursal Mayor, el que afirma en el documento que la supresión del aporte oficial se debía ” a deficiencias presupuestarias que afectan el desarrollo normal de las autoridades del Banco Central del Ecuador lo que impide igualmente, desde el punto de vista legal, adquirir obligaciones sin contar con los recursos suficientes para ello” (sic).

Es claro que lo que se le ordenó decir al gerente Vásquez es que las deficiencias presupuestarias” afectaban “el desarrollo normal de las actividades del Banco Central”, pero un misterioso fenómeno de la psiquis burocrática lo obligó a errar diciendo la verdad: la condición subalterna que tiene hoy el Banco frente a los designios imperiales que parten de Carondelet “afectan el desarrollo normal de las autoridades” que han asumido hoy, por tanto, el papel de personas mental y espiritualmente subdesarrolladas.

Y hay otra arista muy grave. El oficio GSMG-343-2008 enviado al director del Archivo Histórico ordenaba la restitución inmediata de los bienes entregados por el Banco en comodato. Muy eficientemente la Directora Cultural Regional del Banco, Mariella García, dispuso que tres ordenanzas de su oficina realicen los procedimientos para quitarle los bienes al Archivo. No se vaya a decir que ahora que “La Patria ya es de todos” los trámites burocráticos se demoran.

El escritor y periodista colombiano José María Vargas Vila dijo alguna vez una verdad muy aplicable al caso que hemos reseñado: “La hipocresía es el homenaje que el vicio rinde a la virtud”.

La orden para liquidar al Archivo Histórico del Guayas vino desde Carondelet pues, como en los tiempos de Pinochet en Chile, en Ecuador no se mueve ni una hoja sin que el Emperador de los Andes lo sepa. ¿O quiere el presidente del Banco hacernos creer que fue una broma de algún funcionario de segunda categoría? ¿O que el gerente de la Sucursal Mayor interpretó mal una disposición referida a otra entidad? Vivimos tiempos en que se están sentando las bases, en Quito y en Montecristi, de un régimen autoritario, soberbio, intolerante y abarcador dirigido por un megalómano que asume posturas de izquierda con una prédica de cambi, sin decirnos a favor de quién va a cambiar la conducta del Estado.

Debe haber ocurrido que el todopoderoso secretario general de la administración, que administra muy bien los negocios de estadística, encuestas y publicidad del régimen, encargó a una de las empresas que le son afines, un sondeo sobre el impacto en Guayaquil de una medida destinada a sepultar su historia contenida en el Archivo Histórico del Guayas. La encuesta debió haber sido muy perjudicial para el gobierno y para el interés del referéndum constitucional por lo que se dio marcha atrás al proyecto de destrucción del Archivo.

Según el presidente del Banco Central, su jefe, Rafael Correa, ratificó su apoyo a que le entidad bancaria oficial siga entregando los 300 mil dólares anuales al Archivo.

El presupuesto del Banco Central para el fomento de las actividades culturales en el país es de 30 millones de dólares por lo que lo que se entrega al Archivo Histórico del Guayas no es sino el 1 por ciento del presupuesto. El resto se lo reparte en otros lugares de la república. La actitud negativa de Correa hacia lo que el propio Banco Central llama “las tareas de perservación de la memoria espiritual e histórica del país” no es de hoy. Pocos días después de su posesión expresó su animadversión a que el Banco Central invierta en cultura, lo cual motivó una dura respuesta del actual director del Archivo, el historiador José Antonio Gómez, en una de las columnas que escribía en la página editorial de El Universo.

En las alturas del poder el papel asumido por el Archivo Histórico del Guayas desde su creación no satisface la visión quiteñocentrista de la historia. El Archivo ha dedicado sus últimos años a revalorizar las culturas del Litoral y ha intensificado su labor académica y científica para que el papel del montubio en la vida del país, desde su creación hasta hoy, sea reconocida. Y eso produce un escozor inveitable en ciertas gentes.

La odiosa intención de disponer la muerte del Archivo Histórico del Guayas no puede borrarse con declaraciones melifluas. El Archivo tiene enemigos de leva y corbata, de anaco, y también de cotona y sombrero que se suben a un caballo con un machete para fingir su montubiez, aunque en el turbio fondo de su hipocresía se agita la perfidia a todo lo que huela a campo costeño, a cacao y a río caudaloso.

0 Comentarios

  1. Avatar
    Alfredo Baquerizo N

    Concuerdo con usted Ricardo, pero hago una pregunta, ?Donde est?n los Guayaquile?os?, ?Porque hasta ahora nadie ha dicho nada o se ha dicho muy poco sobre este asunto?, Ya el Central nos quit? los conciertos que se realizaban en la Plataforma del MACC, y se le dio impulso a la obra pict?rica del Museo; el tiempo me dio la raz?n, pocos visitantes al MACC y cero conciertos en el MACC = fracaso total. Ahora no conforme, el Elefante blanco nos quiere quitar la Memoria de nuestra ciudad, la que tambien es en gran parte la memoria del Pa?s. Espero que el Municipio brinde soporte al Archivo Hist?rico, donde grandes hombres como el se?or Don Antonio Gomez Iturralde, han realizado investigaci?n de temas importantes para nuestra identidad como lo es el tema de los pueblos Montubios.

    Es realmente incre?ble como el Centralismo mafioso quiere romper todo lo que se encuentre a su paso y que signifique progreso, hay que estar en pie de lucha contra el Emperador que todo lo quiere y dice que todo lo puede.

  2. Avatar
    Alfredo Baquerizo N

    Concuerdo con usted Ricardo, pero hago una pregunta, ?Donde est?n los Guayaquile?os?, ?Porque hasta ahora nadie ha dicho nada o se ha dicho muy poco sobre este asunto?, Ya el Central nos quit? los conciertos que se realizaban en la Plataforma del MACC, y se le dio impulso a la obra pict?rica del Museo; el tiempo me dio la raz?n, pocos visitantes al MACC y cero conciertos en el MACC = fracaso total. Ahora no conforme, el Elefante blanco nos quiere quitar la Memoria de nuestra ciudad, la que tambien es en gran parte la memoria del Pa?s. Espero que el Municipio brinde soporte al Archivo Hist?rico, donde grandes hombres como el se?or Don Antonio Gomez Iturralde, han realizado investigaci?n de temas importantes para nuestra identidad como lo es el tema de los pueblos Montubios.

    Es realmente incre?ble como el Centralismo mafioso quiere romper todo lo que se encuentre a su paso y que signifique progreso, hay que estar en pie de lucha contra el Emperador que todo lo quiere y dice que todo lo puede.

  3. Avatar
    Alegría Puig

    Si no protegemos a Guayaquil y sus bienes nos dejan en cueros. Estupendo artícul Sr. Vasconcellos. A mí también me llamó la extrema acuciosidad de la Sra. García, quien supuestamente es una gran guayaquileña. En mi humilde opinión, el que ama de verdad a su tierra no le presta el alma al diablo.

  4. Avatar

    Me aterra que Ricardo Vasconcellos a quien siempre admiré se esté convirtiendo en perrito de la partidocracia.
    Estás especulando, hijito… Y, en ese sentido te estás convirtiendo en eco de los «todo poderosos» o sea de todos los que detentan el poder… Ahora es el momento del estado llano. Te cuesta comprender eso?

  5. Avatar
    Pedro Pico

    Concuerdo con usted Sr. Vasconcello, poco a poco este pelucon anti guayaquil nos destruira a la ciudad y a la patria apoyados por un Pueblo borrego e ignorante.
    Es hora de comenzar a gritar y pelear fuerte por nuestra autonomia y asi salvarnos de este monstruo que sin duda convertira al Pais en otra Cuba continental.
    Pero por Guayaquil no pasaran!!!!

  6. Ing. Nicolas Romero Sangster
    Ing. Nicolas Romero Sangster

    Concuerdo con Ricardo, es una pena que Suyana no discuta con términos adecuados, pero lo que Correa hace -insultar- sus acolitos remedan. Anoto lo siguiente:

    He leido con mucha atención el artículo que sobre el Archivo Histórico de Guayaquil y la absurda actitud del Banco Central publica diario El Comercio en su edición del domingo 1 de junio. Especial atención puse a la opinión del antropólogo Xavier Andrade y luego al comentario de la Redacción de Guayaquil que al no estar entre comillas no sé si son realmente palabras del citado antropólogo. Cito:
    ?Lo ideal ?dice- es que se maneje de manera profesional, con rigor académico y sin tomar partido. Que no favorezca a las élites. Tema que para Andrade, el AHG actual no hace y que, en parte de sus publicaciones, promueve las autonomías evidenciando apego a las políticas del actual régimen municipal de Guayaquil?
    Si esto lo dice el antropólogo Andrade, probablemente él no es de Guayaquil o le falta investigar más profundamente las raíces del guayaquileñismo. Si lo dice la Redacción de Guayaquil, el reportero desconoce la historia antigua y reciente de la ciudad.
    Olmedo tomó la iniciativa de declarar a Guayaquil independiente, autónoma de España y al mismo tiempo organizar las fuerzas ?Libertadoras de Quito?. También recordemos que su lema fue Guayaquil por la patria?. Olmedo también lideró el movimiento contra ?la tiranía perpetua? del venezolano Flores y finalmente fue Guayaquil la primera ciudad en abrazar las ideas liberales políticas y económicas del ?Viejo Luchador? Don Eloy Alfaro cuyos ideales ahora son tan tergiversados por el actual gobierno. Finalmente, el concepto de autonomía fue proclamado por los guayaquileños con el 96% de la votación en un referéndum.
    No ha existido una sola gran transformación renovadora en este país que no haya sido iniciada por Guayaquil y, nuestra forma de vivir, siempre ha sido orientada por principios de autogestión, amor a la libertad, defensa de la propiedad privada, adhesión a los conceptos liberales del mercado en aspectos económicos y, desprecio a las dictaduras.
    El Archivo Histórico de Guayaquil no está favoreciendo a élites ni evidencia apego a las políticas del actual régimen municipal. Defiende los principios por los que Guayaquil ha luchado siempre y está desenmascarando a ?historiadores? que por años han distorsionado la historia para hacer aparecer a los guayaquileños como separatistas y solo preocupados por el dinero.
    Desde los tiempos de Olmedo, los guayaquileños hemos sido autonomistas. Es lo contrario lo que ha ocurrido en la Alcaldía de Guayaquil. Sus alcaldes, al ser elegidos por votación popular han tenido que seguir el mandato de su pueblo que les ordena luchar por la autonomía. ¿El reportero de Guayaquil de El Comercio no recuerda porque fundamos una ?Junta de Beneficencia?, un ?Comité de Vialidad?? ¿No ha estudiado porque se creó ?La Comisión de Tránsito del Guayas?? ¿Por qué la ?Autoridad Portuaria de Guayaquil nació autónoma y luego un gobierno centralista le eliminó su autonomía como ahora la ?Asamblea de los Superpoderes? hace con la Comisión de Tránsito? ¿Acaso esos guayaquileños eran socialcristianos o afines al actual gobierno municipal?
    El concepto de autonomía vive en todas las almas de los guayaquileños amantes de la ciudad que hemos sufrido del maldito y perverso centralismo que ahora más que nunca lanza sus garras sobre el país para beneplácito de miles de burócratas que verán aumentado su poder y aumentado el nivel de corrupción que siempre han mantenido.
    El Archivo Histórico de Guayaquil, por primera vez en la historia, recoge en su real magnitud el sentir de los habitantes de esta ciudad y no como perversamente insinúa el artículo (sean opiniones del antropólogo o del reportero) ?favorece a las élites o las políticas del actual régimen municipal?

  7. Avatar
    JORGE ASPIAZU GORDILLO

    Estos retrògados que tiene el corazòn a la izquierda, pero la cartera a la derecha, llamados Socialistas del Siglo XXI, son aquellos que no quieren que se les descubra su ratonil identidad,con la finalidad de que los Guayaquileños los podamos identificar, jamàs van a utlizar sus verdaderos nombres y por eso se ocultan en sobrenombres y alias como: Suyana, Raùl Reyes, Correita, Patiñito,etc.,estos miserables son los que quieren ver destruìda a la ciudad de Guayaquil, a la provincia del Guayas y al paìs . Ya es hora que nuestro Alcalde Jaime Nebot, convoque a su pueblo a las calles, para que de una vez por todas definamos nuestro futuro. Los derechos se los exije de pie, jamàs de rodillas. , CARAJO..

  8. Avatar
    JORGE ASPIAZU GORDILLO

    Estos retrògados que tiene el corazòn a la izquierda, pero la cartera a la derecha, llamados Socialistas del Siglo XXI, son aquellos que no quieren que se les descubra su ratonil identidad,con la finalidad de que los Guayaquileños los podamos identificar, jamàs van a utlizar sus verdaderos nombres y por eso se ocultan en sobrenombres y alias como: Suyana, Raùl Reyes, Correita, Patiñito,etc.,estos miserables son los que quieren ver destruìda a la ciudad de Guayaquil, a la provincia del Guayas y al paìs . Ya es hora que nuestro Alcalde Jaime Nebot, convoque a su pueblo a las calles, para que de una vez por todas definamos nuestro futuro. Los derechos se los exije de pie, jamàs de rodillas. , CARAJO..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *