Opinión

Destrozos a nuestro alrededor

Me he dado cuenta, comparando a nuestro país con otros, que a nuestro alrededor hay ruinas. Sé que hay muchas obras bonitas y lugares nuevos que se están creando, en especial gracias a nuestro alcalde Nebot, aunque muchos digan lo contrario.
Las escuelas fiscales, financiadas por el gobierno, están abandonadas, no se les dan mucha importancia y todo el dinero que supuestamente debe utilizarse para la educación, son guardados en los bolsillos de los encargados y quién sabe en qué no mas lo usen. Por ejemplo, Rafael Correa, nuestro presidente, al que todos “queremos”, usó millones de dólares para construir el edificio la Asamblea Constituyente en Montecristi. ¿Qué hay de diferencia entre el congreso y la asamblea? ¡Prácticamente nada! La única diferencia es que la Asamblea no se encuentra en Quito y el congreso sí. Muchos pensaron que sería bueno un cambio en el país, pues lo único que cambió fue tener otro lugar en dónde malgastar el dinero y proponer ideas absurdas.

La niñez, al ver tragedias en su país, pueden llegar a creer que así tienen que vivir, en la pobreza y la inmundicia, ya que nuestros gobernantes, como siempre, ocultan la cultura y la educación, y las personas no pelean por lo que es nuestro y nos corresponde, por lo que es lo mejor para la humanidad.

Si no nos paramos firmes, seguiremos viviendo en la ignorancia, en los desastres, y jamás superaremos a las generaciones perdidas.

Si así vamos, viviendo sin buena educación, como el gobierno lo permite, porque aunque lo digan, es su obligación legal apoyar a las escuelas fiscales, en realidad no lo hacen, en el futuro la ignorancia crecerá y habrá menos cultura de la poca que hay, todo se vendría abajo, más de lo que ya está.

Es penoso ver a estos niños de escasos recursos que tienen que ir a “estudiar”( la verdad no educan correctamente en las escuelas fiscales), casi nadie los apoya, y ni siquiera pueden ir a un sitio estable, no tienen suficientes bancas, materiales, un buen lugar donde se puedan divertir en los recreos y con algo de seguridad. Bueno todo eso es gracias a nuestros queridos gobernantes que se llenan de palabras y nada de acciones. No puede ser que los niños vayan a estudiar a academias (si así se pueden llamar) que no están en buen estado, no tengan buenos profesores y en general, lo que se necesita para el buen funcionamiento de una escuela.

Me da mucho temor pensar que así sigan las cosas en el futuro, porque la mayoría de las escuelas fiscales están así, con destrozos a su alrededor, a nuestro alrededor, y no sólo las escuelas, sino muchas cosas en general. Lo único que me queda, que nos queda es esperar que todo se vaya mejorando en el futuro pero para eso hay que ¡LEVANTARSE Y LUCHAR POR LO QUE QUEREMOS!

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *