Opinión

La estafa ya es a todos.

El gastado slogan "La patria ya es de todos" se está volviendo una estafa general, por la forma como el Gobierno une su propaganda, que se repite a cada rato en todos los canales, a la de PAIS, el partido del Presidente Correa. El mismo estilo, similar color, música, etc. Aparentemente no hay nada de malo en esta propaganda a favor de las listas del Gobierno, pero crea una diferencia con las otras listas, las que no pueden aumentar su propaganda, pues hay límite de gastos. Esto hace éticamente inaceptable esta acción gubernamental, aparte de la aparición del Presidente en los anuncios de su partido.
 
Lo que más preocupa al escuchar la propaganda del partido político del Presidente, es oírlo a él decir al final del anuncio: "LOS CIUDADANOS LOS VENCEREMOS OTRA VEZ". De acuerdo con la Constitución todos los ecuatorianos somos ciudadanos de la Patria, pero por lo que parece, para el Presidente de la República, sólo merecen el título de ciudadanos, los que pertenecen a su partido político.
 
Por otro lado, vale la pena reflexionar en lo que se viene con la nueva Constitución. Si nosotros leemos el escrito de la CONESUP, nos podemos dar cuenta del juego que nos quieren obligar a jugar. Es necesario advertir a los futuros Asambleístas el riesgo que corren al aceptar este borrador, pues en casi todo el reglamento se deja abierta la posibilidad para hacer lo que se quiera. Por ejemplo, se dice que la vida se reconoce y garantiza “desde su concepción, SALVO en los casos de excepción previstos por la ley”; se prohibe la clonación reproductiva, pero “se permite la clonación terapéutica regulada por la ley”; se permite “la libertad de empresa, con responsabilidad social y sujeción a la ley”
 
Este “SALVO en los casos señalados por la ley” se repite a a todo lo largo del borrador de Constitución que se va a debatir, lo cual permitirá que luego de aprobada la Constitución y refrendada por el pueblo al considerar que está aceptable, se escriba en las leyes lo que se quiera y se cambie totalmente el concepto de lo que se aprobó. La ley podrá decir luego, por ejemplo, que “La vida está garantizada desde el momento de la concepción, excepto en el caso de que la madre no desee tenerlo”
 
Entre las declaraciones de Dieterich preocupa también mucho la igualdad que propone, pues a igual tiempo de trabajo, de acuerdo a su filosofía, igual remuneración. El capitalismo puro da más valor al capital que al hombre y provoca una excesiva diferencia en el salario de unos y otros. Ambos extremos son malos, el uno porque quita el incentivo para progresar y desarrollarse y fomenta la ociosidad, y el otro porque permite el abuso del más fuerte sobre el más débil.
 
¡Hay que mirar bien! Cuidado resulta peor el remedio que la enfermedad.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.